¿Quieres entrar tu empresa en Reorganización Empresarial? Aquí te explicamos un poco sobre su procedimiento.

¿Quieres entrar tu empresa en Reorganización Empresarial? Aquí te explicamos un poco sobre su procedimiento.

La ley 1116 del año 2006 que  regula el régimen de insolvencia establece la reorganización empresarial como una forma en que el empresario normaliza sus relaciones como comerciante y crediticias por medio de una restructuración en todo su organigrama, es decir, en sus activos o pasivos, administración y sus operaciones.

¿Para quién es?

La reorganización de personas jurídicas está prevista para sociedades que se encuentren en insolvencia económica y tengan dificultades para cumplir con todas sus deudas  o estén al nivel de cesación de pagos con sus proveedores

¿Qué finalidad tiene?

Es un alivio financiero que el legislador previo para las empresas y su finalidad es conservar la empresa como unidad productiva, es decir, busca reformar la empresa para que logre continuar en el comercio.

¿Cómo funciona?

1. La empresa que desea entrar en reorganización debe presentar ante la superintendencia de sociedades los cinco últimos estados financieros básicos de los últimos tres años y con corte al día de la solicitud, adjuntar el inventario de activos y pasivos y un recuento de las causas de la insolvencia y el flujo de caja adeudado.

2. Se emite un auto de iniciación, el cual contiene unas órdenes claras para el deudor como lo son la publicación del aviso de su nombre añadiéndole “en reorganización” e infamar a todos sus deudores y proveedores el proceso en que se encuentra la empresa, se nombra un administrador quien será el encargado de asistir a las negociaciones.

3. Se debe crear un documento donde se discrimine las obligaciones que se deben y cuánto dinero adeuda la empresa, también definir cuantos votos tiene los acreedor sobre el acuerdo de reorganización.

Los acreedores de la empresa que se encuentren por fuera del acuerdo deben buscar al administrador promotor de la reorganización para que sean incluidos en el mismo e incluyan su crédito en el proyecto e graduación del mismo.

Una vez terminada y aprobada la graduación y la clasificación de créditos la empresa tiene cuatro meses para aprobar el acuerdo de reorganización.

Para que sea aprobado el acuerdo se necesita los votos favorables de por lo menos tres categorías de deudores y mayoría absoluta, además se debe respetar la prelación legal de los deudores.- 

En Quiceno Álvarez Abogados te ayudamos con entrar en reorganización tu empresa, no olvides asesorarte por más de 40 años de experiencia. 311 3773 398 – 300 826 204

En Quiceno Álvarez Abogados te ayudamos con entrar en reorganización tu empresa, no olvides asesorarte por más de 40 años de experiencia. 311 3773 398 – 300 826 204

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola 👋
¿Necesitas asesoría?